Make your own free website on Tripod.com

 

Historia

Inicio
Novedades
Estudiantes
Info. Institucional
Fotografías

CONGREGACIÓN DE HERMANAS DOMINICAS DE SANTA CATALINA DE SIENA EN COLOMBIA

Muero de Pasión por la Iglesia
Teniendo a Dios como amigo,
vivirás en la luz de la fe,
con esperanza y fortaleza,
con verdadera paciencia y perseverancia,
todos los días de tu vida.
Nunca estarás solo,
y nunca temerás a nadie
ni a nada,
porque encontrarás tu seguridad en Dios.



Catalina de Siena

 

La presencia de Dominicos en el Nuevo Reino de Granada, hoy Colombia, está unida a la llegada de los primeros misioneros, enviados por el Papa y la Corona Española.  Nombramos algunos que en la historia nacional también tienen su memoria especial:  Fray Bartolomé de las Casas, Fray Tomás de Torres, Fray Luis Beltrán, quienes asumieron la defensa y formación cristiana de los indígenas, desde mediados del siglo XVI.   

Poco a poco, se fue extendiendo la Orden Dominicana en nuestro territorio; contaba ya con varios conventos en diferentes lugares de Colombia, muchos de nuestros pueblos tienen el privilegio de haber recibido de ellos, las primeras nociones sobre el Evangelio.  Fueron ellos los primeros en fundar una universidad en Colombia. , Universidad Santo Tomás, Colegio Mayor Nuestra Señora del Rosario y otros centros de Educación Secundaria, pero el gobierno del General José Cipriano de Mosquera, presidente de turno, decretó la expulsión de los religiosos y las expropiaciones de los bienes de la Iglesia.  Los Dominicos como otros religiosos, tuvieron que abandonar el país o estar como incógnitos por algún tiempo en distintos lugares hasta que volviera la tranquilidad.  

 Fray Saturnino Gutiérrez y Gabriela de San Martín 

 

Fray Saturnino Gutiérrez

 El padre Saturnino Gutiérrez, natural de Bogotá y gran educador, fue el primero que convocó a sus hermanos para reiniciar su labor apostólica.  Establecido en Villa de Leyva  (Boyacá)  y preocupado por la situación de los pobres, especialmente de la mujer, concibió la idea de fundar una Congregación que se ocupara de la educación de las  niñas y jóvenes, especialmente las más necesitadas.  Por este tiempo, existía en Villa de Leyva un colegio para niñas, atendido por siete maestras, entre ellas, Gabriela Durán Párraga, nacida en Firavitova  (Boyacá)  a quien comunicó su pensamiento y fue así como empezó a fraguarse la fundación de las Hermanas Dominicas de Santa Catalina de Siena.

Gabriela de San Martín

 El día 18 de febrero de 1880, las siete maestras vistieron el hábito de la Orden Dominicana e iniciaron su formación como Religiosas, bajo la dirección del R. Fray Saturnino Gutiérrez.  Por tanto, desde sus inicios como es lógico, el espíritu Dominicano ha sido el sello inconfundible de la Congregación.  Así como nació la Orden de Predicadores para dar una respuesta a la falta de Evangelizadores, la Congregación de Dominicas de Santa Catalina de Siena, surgió como una solución a las necesidades del momento  “la educación cristiana, especialmente de la mujer”  y como consecuencia, su formación en todos los aspectos.  Todo lo anterior, supone una constante actualización y una mirada que capte en cada ambiente las diferentes formas y culturas para evangelizar desde allí.  Por eso, a medida que avance el mundo, habrán nuevos campos de apostolado, como las misiones, obras de carácter social y otras formas de acción.

 La Congregación tiene como Patrona a Santa Catalina de Siena, y todas sus obras están bajo la protección de la Virgen María en la advocación de  “Nuestra Señora del Rosario”.

 Las Hermanas Dominicas están presentes actualmente en varios países, además de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Brasil, Costa Rica, Nicaragua, Cuba y el Nuevo Congo en África.  En cada uno de estos lugares, es anunciado el Evangelio mediante la educación formal en escuelas y colegios y en centros catequísticos como apoyo a la labor pastoral de las parroquias.  Durante la Semana Santa, la Navidad o en tiempos de vacaciones, las Hermanas Educadoras, tienen la experiencia de la misión evangelizadora, según la necesidad de las parroquias.

En Colombia hacemos presencia en Antioquia, Boyacá, Bolívar, Cundinamarca, Córdoba, Casanare, Caldas, Meta, Nariño, Risaralda, Quindío, Tolima y Valle.

 

COLEGIO NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO - CALI

Fundado en Octubre 17 de1957, por Sor Margarita María Perdomo, con la misión específica de prestar un servicio a la sociedad, desde la niñez y la juventud.  Inició labores con 37 estudiantes en el Barrio San Fernando Rey, se inauguró con la Santa Misa oficiada por Monseñor Julio Caicedo y Téllez.

En agosto 15 de 1959, hubo necesidad de trasladar la sede del Colegio y pasó al Barrio Granada.  Este año funcionó el grado Primero de Bachillerato.  En noviembre de ese mismo año, se obtuvo la licencia de funcionamiento según Resolución número 5596 de 1960.  El Colegio ya funciona con 5 grados de primaria y 2 de bachillerato.  

En 1961, nuevamente hay cambio de sede, esta vez, el barrio Santa Mónica, con un total de 250 estudiantes.  

El 17 de diciembre de este mismo año, se bendice la primera piedra del edificio donde funciona actualmente y se inicia la construcción.  En septiembre 15 de 1962, se verifica el traslado del Colegio a su sede definitiva donde se encuentra actualmente. 

La primera aprobación oficial se recibió el 30 de julio de 1964.  El 30 de julio de 1965, se proclaman las primeras bachilleres, 16 estudiantes.  

En 1966, el colegio adopta el uniforme que distingue hoy a todas las estudiantes Rosaristas.  En 1983, el Colegio celebra sus bodas de plata, siendo Rectora Sor Teresita de Jesús Silva Pinzón.

El Colegio a recibido tres veces la medalla  “Andrés Bello”  que otorga el Ministerio de Educación a los colegios por su puntaje en las pruebas del Estado ICFES.

En resumen:  la dedicación, el empeño, el esfuerzo de las Hermanas que han pasado por este Colegio, su espíritu de servicio a la niñez, a la juventud y en general, a la sociedad y con el apoyo de padres de familia, profesores y la mismas estudiantes.  Se trabaja conscientemente por educar en valores teniendo en cuenta los principios educativos delineados por el Padre Saturnino Gutiérrez y que hoy están contenidos en la Nueva Ley de Educación.  

Con la Verdad, como lema de la Familia Dominicana, han desfilado por estos claustros, 36 promociones de Bachilleres.  Mujeres formadas para enfrentar los retos que la sociedad presenta en cada momento.  

En la medida que transcurre el tiempo, el Colegio Nuestra Señora del Rosario, plasma su propia historia, en tal forma, que sin olvidar sus principios, se esfuerza para dar la respuesta que requiere la sociedad en su momento actual.  

 

 

 


Inicio Arriba

Envíe un mensaje a carogadban@yahoo.com  con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.